Iluminación en fotografía

La iluminación en fotografía es un factor clave.

Una foto no se verá igual ni transmitirá lo mismo según la luz con la que esté iluminada.

En este artículo vamos a ver las distintas formas de iluminación que existen a la hora de llevar a cabo nuestras sesiones fotográficas.

iluminacion fotografia

 

¿Qué es la iluminación en fotografía?

La iluminación en fotografía consiste en todos los recursos lumínicos que utilizamos en nuestra escena para que una foto exprese lo que queremos.

La cantidad y calidad de luz adecuados harán que nuestras imágenes sean auténticas obras de arte.

 

Tipos de iluminación en fotografía

Los tipos de iluminación en fotografía pueden clasificarse según la función o según la fuente de la luz.

Deberemos controlar ambos para obtener buenos resultados.

 

Tipos de luz en fotografía según función

Este tipo de luz depende del lugar donde la coloquemos, la intensidad y la intención que tengamos con ella.

Luz principal

Es el foco más importante, la luz protagonista que va a iluminar la mayor parte de nuestra escena.

Es la que más se ve y por ello debemos dedicarle especial atención.

En caso de pocos recursos fotográficos y de iluminación, este sería el tipo de luz del que no deberíamos prescindir.

Luz de relleno

Es un tipo de luz que complementa a la principal y que sirve para que esta no genere demasiado contraste ni sombras acentuadas (a no ser que ese sea nuestro objetivo).

Por lo tanto, como sirve para suavizar, no tendrá tanta intensidad como la principal y se colocará en un ángulo distinto a esta para rellenar.

Luz de efecto

Esta luz se emplea para acentuar, es pura expresión.

Una de las funciones más utilizadas de la misma es el contraluz, lo que genera un halo alrededor del sujeto u objeto que lo destaca.

Luz de fondo

Es literalmente la luz que ilumina el fondo sobre el que construimos nuestra escena.

A veces no es necesaria, pero puede ser interesante cuando queremos crear efectos en los que el fondo está involucrado.

 

Tipos de luz en fotografía según fuente

Luego tenemos los tipos de luz según fuente u origen, ya que no será lo mismo una luz 100% controlada como un foco, que una luz tan impredecible como la del sol.

Luz natural

Se trata de la luz de día del sol, que puede ser muy diferente según el tiempo atmosférico y la hora del día.

Hay multitud de opciones con este tipo de luz, pero debemos ser hábiles y evitar horas como las centrales del día, ya que generan mucho contraste y sombras.

Seguramente habrás escuchado alguna vez que un fotógrafo siempre prefiere fotografiar los días nublados, lo cual es cierto porque la luz es más uniforme.

Luz artificial

Si hacemos la sesión en un estudio fotográfico, no nos tendremos que preocupar por inclemencias atmosféricas.

Aquí nosotros mandamos sobre la luz y podemos regularla a nuestro antojo hasta conseguir lo que buscamos.

Hay muchísimos tipos de luz artificial: leds, bombillas clásicas halógenas, neón, etc. y cada uno de ellos tiene infinidad de subtipos.

Sombra

La sombra no es un tipo de luz como tal y puede ser desde nuestra mayor amiga hasta nuestra mayor enemiga.

Expresa muchísimo, por lo que, si no la queremos, debemos suavizarla con otros tipos de luz.

sombra

 

Características de la luz en fotografía

La luz también tiene características, no todas las luces son iguales.

Utilizándolas de la manera correcta, podrás aprender a transmitir mejor con tus fotografías.

 

Difusión de la luz

La luz puede ser suave o dura y deberemos tener muy presente cuándo queremos hacerla más o menos difusa.

Para suavizar una luz podemos usar difusores o paraguas.

 

Dirección de la luz

La dirección en la que coloquemos las diferentes fuentes de luz con respecto al sujeto u objeto nos hará resaltar o esconder detalles.

Además, puede ayudarnos a destacar texturas o el volumen del elemento fotografiado.

 

Luz rebotada

Se trata de no aplicar una luz como un flash directamente hacia el protagonista de la escena, sino hacerla rebotar en otra superficie como el techo o una pared.

De esta manera, la luz incidirá sobre el elemento de forma menos brusca y se podrá jugar con ese recurso para obtener diferentes resultados.

 

Temperatura de color

Es mi característica de la luz en fotografía favorita.

Quizás hayas escuchado alguna vez el término ‘balance de blancos’ que está directamente relacionado con la temperatura de color.

Fíjate en las luces que hay a tu alrededor, ¿dirías que son frías, cálidas o neutras?

Ahora fíjate en tu teléfono u ordenador, ¿tienen el mismo color blanco que las otras?

Pues eso es la temperatura de color.

En luz natural, el amanecer y atardecer tienen una temperatura de color más cálida y las horas centrales del día, fría.

temperatura color calida amanecer atardecer

En luz artificial, podrás usar focos con todo tipo de temperaturas de color, incluso hay muchos que te permiten regularla a tu antojo.

Otros, como algunos aros led, te vienen con 3 opciones de luz (fría, neutra y cálida).

En definitiva, la temperatura de color es algo que hay que controlar muy bien en fotografía, ya que el resultado final dependerá en gran parte de ella.

temperatura color calida temperatura color neutra temperatura color fria

Pero si no has conseguido lo que querías, siempre puedes manipular el balance de blancos de forma digital a posteriori con programas como Adobe Photoshop.

 

Conclusión sobre la iluminación en fotografía

Como has visto, la iluminación en fotografía puede ser todo lo fácil o compleja que la quieras hacer.

Cuando más se trabaja, se nota mucho en el resultado, ya que las fotografías dan un aspecto más profesional.

Y tú, ¿cómo iluminas tus fotografías?

Deja un comentario

Fotógrafo en Murcia, 2022